Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
ESPECIAL: El Papa, su Papel
Eduardo García Gaspar
10 febrero 2016
Sección: RELIGION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es la noticia de estos días, en México. Un común denominador nacional en los medios noticiosos.

Es la visita del papa Francisco, del 12 al 17 de febrero.

Fue la noticia de muchos días antes también. En sí misma, pero también el motivo de las noticias de otros muchos.

Notas que reportan peticiones, como visitar presos. O también le piden respetar a los homosexuales.

También, interceder por los migrantes. Y hablar de «la crisis de DDHH».

Le piden también pedir disculpas por la conquista. Y atender a las «víctimas de la violencia de género».

Le piden convertirse en «vocero de pueblos afectados por la minería». Piden audiencia familiares de desaparecidos.

En fin, las notas reportan cúmulo de peticiones, incluyendo las obvias del día. Y hasta la autorización del aborto.

El cúmulo de peticiones permite ver la percepción de la influencia del papa. No solamente es un tema de interés para los medios, sino también uno de utilidad para quienes tienen alguna agenda política o social. Le solicitan su apoyo a la causa que defienden.

En el fondo, es un enorme intento de reclutamiento.

Si el Papa dice algo, escribe algo, o visita algo que apoye tal o cual causa, eso sería una victoria importante para ese activismo. Visto de otra manera, es una tentativa que puede rendir frutos para cualquiera de esas causas.

Bastante mejor, más grande y más serio que conseguir el apoyo de Angelina Jolie o el de Rigoberta Menchú.

Esto llama la atención, porque me imagino a que a la mayoría de esos que han hecho peticiones, interesa muy poco lo que el Papa diga o no, y que no tenga que ver con su agenda personal. Su deseo es enlistar al Papa entre las filas de quienes forman tal o cual movimiento social, o activismo.

Es también una confusión nada pequeña. Queriendo reclutarlo para tal o cual causa, muchas de ellas sin duda valiosas, lo colocan sin gran intención como un agente político, alguien en una posición de poder e influencia social.

Eso es el olvido consumado de quién es realmente el Papa, Francisco o cualquier otro.

No sé qué vaya a decir Francisco en sus intervenciones públicas, pero esto es lo que me gustaría escuchar de él:

«[…] me han hecho muchas peticiones, muchas solicitudes. Me han pedido hablar de muchas cosas, dar mi apoyo a movimientos, unirme a protestas y denunciar situaciones malas e indebidas. Deben pensar que el Papa puede hacer mucho, cuando en realidad es un simple ser humano no diferente a todos ustedes.

«Muchas de las cosas que me han pedido hacer, de los temas que me han pedido tratar, de las situaciones que me han solicitado denunciar, de lo que me han pedido hacer son valiosas y merecen ser atendidas, quizá la totalidad de ellas.

«Pero soy yo ahora quien quiere pedirles algo, algo que es el motivo real de mi visita, la causa central por la que estoy aquí. No es que ignore lo que ustedes me han pedido, sino que quiero que comprendan que estoy aquí por causa de una persona solamente y a esa persona ustedes la conocen muy bien, se llama Jesucristo.

«Es porque él me lo ha pedido que estoy aquí, porque él quiere que le escuchen y que piensen que todas esas cosas que ustedes me han pedido hacer y decir tienen su solución última en el primero y más alto mandato divino: amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos.

«Creo que le debo poner atención a eso antes que a nada, a eso que Jesucristo nos ha pedido a todos, ser sus voceros, llevar su palabra a todas partes, lo más frecuentemente que se pueda. No soy un agente político, no soy un activista social, no pertenezco a una ONG, no propongo sistemas económicos, no hago políticas públicas… soy solamente un heredero de san Pedro y por eso estoy aquí.

«Muchos me piden que apoye sus causas, sus protestas, sus quejas. Pues bien, yo les digo que la respuesta que buscan no está en mí, les digo que esa que quieren respuesta está en el amor a Jesucristo, que es la más grande causa humana. Y que conmigo comprendan que por medio del amor a Dios es que podremos vivir en un mejor mundo.

«Por eso les digo que la causa última, que a muchos se oculta, de tantas situaciones injustas de nuestros días, de tanta tragedia y tantos dramas, de lo malo que nos sucede, de arbitrariedades, iniquidad, falta de compasión y misericordia… su causa la encontramos en el olvido de Cristo y yo vengo a recordar eso precisamente, la palabra de nuestro Salvador y debo hacer eso mucho antes y muy por encima de cualquier otra cosa […]»

En fin, solamente una segunda opinión.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



2 Comentarios en “ESPECIAL: El Papa, su Papel”
  1. luis lojero Dijo:

    Me parece muy atinado y justo tu comentario. Veo muy dificil que muchos de nuestros paisanos apliquen ese sentido comun en sus peticiones y por otro lado veo como la hipocresia de nuestros politicos, causantes de gran numero de los problemas que padecemos se hace evidente en esta oportunidad como en tantas previas ¿Hay forma de que salga en el periodico? Felicidades

  2. droctavion Dijo:

    Con gusto veo su tesis a la que apruebo con entusiasmo. Creo que los activistas deben entender el papel real de Francisco, pero más vital me parece es que él lo entienda y actúe en concordancia, dándose plena cuenta de que es un misionero de Cristo y no un dador de apoyos a causas propias de ONGs y activismos varios. Me atrevo a añadir que la presión que Francisco padece por parte de tantos activistas puede hacerle perder la perspectiva de su real posición en esta tierra. Espero y oro porque eso no suceda.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras