Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ideas En Estonia
Leonardo Girondella Mora
11 junio 2008
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Asuntos
Catalogado en:


En julio de 2007, una columna titulada Estonian Wonderland de Johnny Munkhammar hizo una proyección que es digna de repetición aquí —si se toman las tasas actuales de crecimiento de Estonia, dentro de unos 14 años tendrá el mismo Producto Bruto per cápita que Suecia, país que ha tenido un crecimiento satisfactorio en los últimos años.

En 2006, por ejemplo, la economía de Estonia creció 11% —el ingreso promedio ha crecido 120% en 10 años. El ingreso de los más pobres, ha crecido en ese tiempo aún más, 160%. Las cifras son asombrosas e inspiran a conocer lo que se hizo para lograrlas. ¿Qué ideas se tuvieron allí?

Las ideas de Martin Laar son dignas de conocer en un país que antes era ejemplo de pobreza y que ahora es el país europeo con una de las economías más libres. Estonia tiene un flat tax que comenzó en 26% y ha ido reduciéndose. Se adoptó una política económica liberal, se privatizaron empresas —en general, se dio libertad a la gente para usar sus habilidades y aprovechar sus logros.

Estonia tiene una población de 1.4 millones —un país pequeño, lo que se dice, ha facilitado las reformas liberales. Puede ser, pero ellas también se han realizado en otro país que tiene una población mil veces mayor, China; y en Vietnam, con unos 86 millones. Cada país puede tener sus características, pero el principio general es el mismo: la libertad da frutos en términos de prosperidad.

La siguiente pregunta es la natural —¿por qué no se hace lo mismo en otras partes, sea Venezuela, Argentina, o México? No debe ser por desconocimiento, pues todos esos datos son públicos y conocidos —otra causa debe existir, más de fondo. Una columna de F. Reyes Heroles (Grupo Reforma 27 mayo 2008) dio una indicación: los cambios necesarios para tener una ruta como la de Estonia tienen obstáculos culturales.

Dice Reyes Heroles que en México al menos, el pasado se ha convertido en un mito glorioso que ha producido una cultura soberbia que desprecia el futuro —se tiene una cultura autocomplaciente que odia las comparaciones y busca resultados rápidos. Es una explicación cultural, a la que debe añadirse también otro rasgo cultural, el desprecio de la libertad individual y la adoración extrema del nacionalismo definido como autosuficiencia gubernamental.

En menos palabras, aquí se cree que no funciona lo que en otros países da resultados positivos. Los intelectuales de uso múltiple son los más conservadores de todos —se oponen a todo cambio que pueda producir libertad: para ellos el gobierno es el secreto del progreso y a mantener esa mentalidad han ayudado profesores que en la educación pública desdeñan a las libertades personales y adoran al estado.

Las medidas generales para el logro del progreso son conocidas por todos —están en libros, revistas, reportes, casos históricos con el de Estonia. Nadie puede reclamar ignorancia al respecto. Si esas medidas no se aplican, la explicación mayor que puede darse es la de la cultura, que en los países pobres coloca al gobierno por encima de los ciudadanos. Tanto así que un mexicano es considerado un tipo patriota si desea que el gobierno sea propietario monopólico de recursos naturales.

Tiene razón Reyes Heroles en lo que ha escrito allí —pero se ha quedado corto, pues le ha faltado agregar otra faceta de la cultura mexicana. No sólo se ha creado un mito soberbio del pasado, que odia comparaciones; también se ha creado el peor de los hábitos en una población, el de trasladar al gobierno las responsabilidades que son personales. Ser un sirviente del gobierno no causa prosperidad, al contrario.

Addendum

Después de leer lo anterior, creo que cometí un error de omisión, el de no mencionar a los gobernantes —la clase política mexicana no contiene ningún elemento digno de mención como defensor de las libertades personales.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.



1 comentario en “Ideas En Estonia”
  1. Contrapeso » Moralidad De Los Mercados




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras