Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Libertad y Sentido Común
Leonardo Girondella Mora
26 agosto 2013
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Esta página de Internet se define brevemente como una en la que se promueve la libertad humana y, al mismo tiempo, el sentido común —concretamente, la frase usada en todo el sitio es la siguiente:

ContraPeso.info: En defensa de la libertad y el sentido común

En lo que sigue intentarse explorar el significado de esa frase —en la que pueden distinguirse los siguientes elementos.

Libertad

Un fenómeno netamente humano y que implica la capacidad de las personas para decidir diversas conductas o acciones y que se manifiesta en tres campos:

• Libertad política, aplicable en las relaciones entre los ciudadanos y su gobierno —teniendo la autoridad política la responsabilidad de respetar esa libertad igual para todos. La manifestación más obvia es el voto de cada ciudadano para elegir gobernantes.

• Libertad cultural, aplicable a los terrenos educativos, religiosos, académicos, artísticos y de tipos similares. La manifestación más obvia es la de la libertad de expresión, que implica libertad de pensamiento y opinión.

• Libertad económica, aplicable a los terrenos de trabajo, producción, venta, compra, inversión y similares. La manifestación más obvia de esto es el libre mercado.

A pesar de poderse ver estas tres manifestaciones de libertad, ella se considera una sola, única e indivisible —de forma que la afectación de la libertad en uno de esos campos también altera la manifestación de la libertad en otros. La libertad se sostiene en los derechos de propiedad.

Sentido Común

Es una manera abreviada de sostener el valor de la razón y la inteligencia — es el poder comprender la realidad y su funcionamiento, obteniendo conclusiones y pudiendo calificar las conductas y acciones en positivas o negativas.

Incluye, de manera implícita, el reconocimiento de un código moral, formado por guías y preceptos que parten de la naturaleza humana: su libertad y su capacidad de razonar. Es decir, la ética proviene de la naturaleza humana, considerando bueno lo que está en concordancia con ella y malo, lo que no lo está.

Defensa

Es una cuestión cotidiana la serie de ataques que sufren ambos elementos anteriores. La libertad es amenazada a diario por ideologías, por esfuerzos de gobernantes que ambicionan más poder y, lo más grave, por personas que no han comprendido que la libertad es uno de los más altos valores humanos.

Igualmente, el sentido común es atacado a diario por ideologías que afirman que la verdad no existe, que descartan el poder de la razón, que relativizan el conocimiento y, lo peor, que degradan a la naturaleza humana considerándola una existencia sin sentido ni propósito.

Se vive en medio de un ambiente cultural de ataques continuos que mina las bases más profundas del entendimiento de la naturaleza humana, impidiendo su florecimiento —siendo especialmente notables lo esfuerzos colectivistas e igualitarios que ignoran la individualidad de la persona y la riqueza que ella contiene.

Esto lleva a la oposición a lo políticamente correcto —porque impide el uso de la razón con una censura injustificada. Igualmente, hay oposición a los enfoques que de detienen en la mera defensa de una libertad sin límites y a los que consideran a la razón la última frontera posible que todo alimenta.

Parte crucial de la defensa de la libertad y la razón es la creencia en un principio superior que da sentido y propósito a la conducta humana que lleva a lo que el Acton Institute llama “una sociedad libre y virtuosa” —ese principio superior es la creencia en Dios, especialmente la concebida por el Cristianismo.

&&&&&

Mi propósito ha sido hacer una especie de declaración de principios de esta página —las dos cosas que defiende, la libertad y la razón, y la causa de esa defensa, la existencia de Dios, quien hizo al hombre a su imagen y semejanza.

 

Nota del Editor

Coincido plenamente las ideas de Girondella en esta columna, a las que me uno incondicionalmente. Aunque, al mismo tiempo, me avergüenza el, como editor de la página, no haber hecho antes esta declaración de principios.

En mi experiencia, la mención específica del elemento divino y religioso resulta chocante a dos personas. A los liberales defensores leales y dedicados de la libertad, que luchan contra la expansión de políticas colectivistas que sólo pueden llevarnos a la decadencia humana. Y a los defensores devotos de la razón, que se oponen al relativismo que sólo puede llevarnos a la hundimiento de la sociedad.

Resulta, para ellos, algo sorprendente que personas creyentes y religiosas sean al mismo tiempo defensores de la libertad (¡del Capitalismo!) y del poder de la razón humana. Sin embargo, al final de cuentas, ningún aliado más fuerte existe para la libertad y la razón, que el Cristianismo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras