Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Conflictos de Valores
Eduardo García Gaspar
8 octubre 2014
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La expresión es común. Tan común como las situaciones que describe. androjo

Son choques y enfrentamientos entre posiciones opuestas.

Sería incorrecto decir que son diferencias de opinión, aunque en la superficie lo parezcan.

Son colisiones y encontronazos.

Es el terreno de las llamadas guerras culturales: “conflictos fuertes de opiniones en campos que son muy sensibles dentro de una sociedad y que se da entre dos o más bandos con marcadas diferencias”.

El tema bien vale una segunda opinión para entender su fondo, que es ese enfrentamiento de valores distintos u opuestos y que tiene la apariencia de una diferencia de opinión.

Es el choque de maneras distintas de pensar. La colisión entre valores diferentes.

Cada opinión, por primitiva que sea, tiene sus antecedentes, ideas centrales que presupone ciertas incluso aunque no las tenga conscientes. Es lo que sucede entre quienes favorecen el aborto y quienes lo reprueban; entre quienes aprueban bodas homosexuales y quienes las desaprueban.

Es lo que sucede entre quienes piden más intervención económica y quienes promueven la libertad. Entre quienes quieren un laicismo total y quienes quieren separación iglesias-gobierno.

Esos y otros muchos ejemplos de diferencias de opinión son ilustración de lo que sucede más el el fondo de las colisiones de ideas: valores distintos.

La realidad es que así es nuestra vida. Está llena de estos conflictos de valores expresados en diferencias de opinión.

Eso es, creo, lo más interesante, el que esos conflictos son parte de la vida. Algunas veces llevan a situaciones indeseables, violentas. Otras llevan a errores y retrasos.

Pero, la realidad, mucho me temo, es que si se intenta anular los conflictos de valores, todo terminaría peor que antes.

Me explico. Son las diferencias de opinión, los choques de ideas, los conflictos de valores, lo que permite saber, conocer, razonar, adelantar, afinar, corregir. Sin ellos, nuestras vidas serían un caldo de mediocridad estandarizada. Y eso es terrible.

Si debe temerse a algo en todo esto, no es al conflicto de valores sino al pensamiento único que los evita. Solo cuando todos piensan igual es que podría dejarse de tener conflictos de valores.

Esa posibilidad es terrible. Sería la implantación de un sistema inhumano, cruel, despiadado.

Veamos esto más claramente. Por un lado, es una realidad de nuestra vida la existencia de choques de valores y esta realidad no es totalmente agradable, incluso lleva a violencia. Ella genera protestas, insultos, ataques, abusos y demás.

Por el otro lado, supongamos que alguien quiere evitar todos esos incidentes que causan los choques de valores e ideas. La buena intención de eludir y prevenir tales choques, le pone en frente una sola alternativa, que todos piensen igual. Es la única manera de evitar los conflictos de valores.

Eso significaría no solo unificar el pensamiento y las opiniones y las ideas y los valores, también significaría cambiar a la persona misma. A su carácter, a su personalidad, para lograr que ella aceptara al pensamiento único.

Habría consecuencias, especialmente la de perder toda la riqueza de las aportaciones personales. No habría nuevas ideas, no podrían existir correcciones. El pensamiento se atascaría en un momento dado sin posibilidad de avance.

Eso precisamente es lo que está detrás de lo que conocemos como “corrección política”: la indignación que evita el cuestionar las ideas consideradas como dogma actual progresista, como tolerancia, diversidad, relativismo y similares.

Lo que busca es evitar conflictos de valores, a los que considera origen de violencia, para lograr cambiar a las personas y convertirlas en poseedoras de opiniones iguales.

Visto de otra manera, los conflictos de valores son inevitables y, por muchas consecuencias malas que esa situación provoque, ella es mucho mejor que la otra alternativa, la del pensamiento único y estándar, igual en todos.

Una utopía que solamente puede implantarse mediante la coerción que castiga toda desviación de las ideas aprobadas.

Post Scriptum

Si le gustó la columna, quizá también:

Figuras Ejemplares

Libertad de un Lado Nada Más

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras