posiciones políticas

Las características de los progresistas. La comprensión de una manera de pensar que tiene notable influencia en la política y que aquí es examinado por medio de sus rasgos principales.

.

Introducción

En lo que sigue se intenta describir los rasgos, las creencias y las características de los progresistas, entendiendo que se resaltan los atributos de una mentalidad o forma de pensar que admite variaciones y gradaciones.

¡Advertencia!

Es vital separar a los término ‘progreso’ y ‘progresista’, como bien ha sido apuntado:

«No confundamos los términos. Una cosa es el progreso y otra muy distinta el progresismo. Progreso es el avance, el perfeccionamiento, la acción de ir hacia adelante. Por lo tanto, progreso es que hoy la medicina nos libre de muchas enfermedades que no hace mucho eran mortales. […] Pero es importante no confundirlo con el progresismo […]». jesuslainz.es

‘Progreso’ es avance, prosperidad, logro de bienestar. Y ‘progresismo’ es solo una manera de pensar que intenta eso bajo una cierta mentalidad, igual que otros con otras maneras de pensar.

No significa que quienes no están de acuerdo con los progresistas se opongan al progreso y a la prosperidad.

Definición de progresismo

Siendo una mentalidad o una manera de pensar, ha sido explicada de diversas maneras.

Por ejemplo, como algo «que defiende y busca el desarrollo y el progreso de la sociedad en todos los ámbitos y especialmente en el político-social». Demasiado vago y que comete el error anotado arriba.

Mucho más específica es esta otra:

«El progresismo es una tendencia política1​ orientada, en general, hacia el desarrollo de un estado del bienestar, la defensa de derechos civiles, la participación ciudadana y cierta redistribución de la riqueza.​ En este sentido, el progresismo defiende, en líneas generales, más igualdad económica y social, así como también lo que consideran más avances o progresos en materia sociocultural». es.wikipedia.org

Las características de los progresistas pueden verse también mejor en esta otra definición:

«Se llama progresismo a las distintas doctrinas políticas, filosóficas, sociales y económicas caracterizadas por un cierto pragmatismo político y por la defensa de los derechos civiles de igualdad, libertad y justicia, teniendo el progreso indefinido de las sociedades en esos asuntos como norte.Por lo general los progresismos están vinculados a posiciones políticas de izquierda o centro-izquierda, pero existen también progresistas de derecha». características.co

Características de los progresistas

Para conocer mejor al progresismo es mejor acudir a una visión más analítica que examine los rasgos que les son propios y que en conjunto definen a su mentalidad. La siguiente es esa lista de los atributos del progresista.

1. Énfasis fuerte en la igualdad

Por ejemplo, se ha reportado que «Un progresista es alguien que quiere ver más igualidad económica y social […]».

Una característica constante del progresismo es su atención a la igualdad y sus consecuentes propuestas de igualitarismo. Una de las diferencias mayores con los conservadores que valoran a la libertad por encima de la igualdad, lo opuesto que los progresistas.

Esta mentalidad contiene propuestas constantes de igualación de satisfacción de riqueza, ingreso, oportunidades, patrimonio.

2. Partidarios del crecimiento gubernamental

La mentalidad de esta escuela tiene una fuerte inclinación al incremento de la intervención estatal en la economía y la construcción de un estado del bienestar. Otra de las diferencias con los conservadores, los que desean un gobierno más acotado y limitado.

El progresista comprende al gobierno como el agente responsable de la redistribución de riqueza y, por ende, da responsabilidades y funciones al gobierno, al que hace crecer en tamaño y costo.

3. Altos impuestos y alto gasto público

Otra de sus características es el alto gasto público, en el que el progresismo confía como un gran motor que solucione las desigualdades que percibe.

Ese gasto se financia mediante altos impuestos a los percibidos como ricos y que son herramientas redistributivas más que pago de servicios gubernamentales.

La educación pública mejora elevando el gasto público en ese concepto; la economía se dinamiza con más gasto —no hay casi problema nacional que no se resuelva con la elevación del gasto social.

4. Multitud de programas gubernamentales

Esa manera de pensar, que se centra en las acciones gubernamentales como instrumento de acción, produce continuamente programas, leyes y reglamentaciones que se destinan a la solución de problemas del país.

Eso crea abundancia de leyes, numerosos reglamentos y miles de programas de ayuda y acciones gubernamentales que, entre otras cosas, fomentan la creación de burocracia.

5. Gobierno responsable de la felicidad del ciudadano

El progresista suele ir más allá de los parámetros usuales de desempeño económico del país, incluso hasta llegar a asignarse la meta de la felicidad del ciudadano.

Su ambición es lograr la felicidad humana de acuerdo con una definición particular: la ausencia de responsabilidades personales para la satisfacción de necesidades. El individuo más feliz es el que ya no tiene el deber propio de satisfacer sus necesidades porque lo ha dejado al gobierno.

Es característica del progresista creer que en la acción del gobierno las personas encontrarán su felicidad entera, desde que nacen hasta que mueren.

Los programas de ayuda social de los gobiernos pueden resolver problemas de abandono de padres, embarazos no deseados, incapacidad académica, obesidad, vivienda, alimentación.

6. Mentalidad sectorial y colectivista

Su forma de razonar utiliza abstracciones colectivas como unidad de pensamientos, lo que equivale a hablar de mujeres, pobres, obreros, capitalistas, etnias, oprimidos, opresores, privilegiados, vulnerables.

Utiliza modelos duales de la sociedad. Las abstracciones colectivas mencionadas adquieren sentido cuando están en oposición entre sí, lo que manda a binomios en conflicto: ricos-pobres, privilegiados-vulnerables, mujeres-hombres, obreros-empresarios.

Los conceptualiza en la existencia genérica de opresores y oprimidos — el grupo-víctima es resultado de la acción intencional del grupo-agresor. Por ejemplo el pueblo versus sus opresores.

7. Transformación de los derechos humanos

Los derechos humanos son transformados por el progresismo en reclamos y demandas sociales, lo que produce un aumento notable en el número de derechos y la asignación de satisfacerlos es asignada a gobierno.

Esta forma de razonar utiliza a los derechos humanos como el mecanismo para relevar al individuo de sus responsabilidades, trasladándolas al gobierno y el gobierno se transforma en un satisfactor de necesidades que han sido redefinidas como derechos.

La mentalidad de solución única de problemas sociales codificados como violación de derechos y que resuelve con el traslado de recursos que toman formas diversas: ayudas monetarias, comida, servicios médicos, pensiones, educación.

8. Énfasis en las emociones

Su forma de actuar está motivada centralmente por el sentido emocional de urgencia para solucionar un problema en el plazo más corto posible y donde la intención de medidas tomadas es suficiente para aprobarlas.

9. Sistema moral

Es característica usual del progresismo acudir a una moral relativista que le da gran flexibilidad de acción y facilita la justificación de sus propuestas. Es un punto que lo diferencia notablemente de los conservadores que sostienen a la moral absoluta.

Bajo esta mentalidad, la moral puede ser negociada para acomodar propuestas y la razón ocupa un lugar secundario ante la urgencia emocional con la que se atienden las demandas del pueblo.

📌 Las diferencias entre progresistas y conservadores, que son enormes, quizá tengan su origen en las diferentes visiones que tienen ambos, lo que es causa de esos conflictos que han sido calificados como guerras culturales.

10. Búsqueda de perfección

Otra de las más marcadas características de esta manera de pensar, por la que el progresista acepta como posibles sociedades perfectas bajo la condición de destruir lo anterior y construir una nueva sociedad a partir de sus ideas.

Es un rasgo de optimismo sin limitaciones que se sustenta en las buenas intenciones de las ideas que proponen y que los contrastan notablemente con el realismo pragmático del conservadurismo que parte de la imperfección humana.

Conclusión

Han sido apuntadas las características del progresista, con lo que se ha tratado de mostrar la esencia de esa mentalidad. Entre las que destacan el énfasis en el crecimiento de un gobierno que crece en responsabilidades, tamaño y costo y cuya misión es lograr la igualdad mayor posible desapareciendo libertades y responsabilidades.

El énfasis del progresismo en el gobierno y su intervención, lo hacen atractivo a las ideologías de izquierda y socialistas, y también al posmodernismo.


.

Y unas cosas más…

Debe verse:

Dimensiones políticas: derecha, izquierda
Por qué no ser un conservador

Ideas relacionadas:



[Actualización última: 2020-09]