Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Anarquismo: Una Definición
Leonardo Girondella Mora
13 mayo 2008
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


El corazón del anarquismo es político y se refiere a la desaparición del gobierno —en un régimen anárquico no existe autoridad política, ni leyes, lo que prevalece es un sistema de acuerdos mutuos y voluntarios entre ciudadanos. No existe aquí ningún poder coercitivo de gobierno, de lo que deriva su nombre: sin dirigente.

Las personas en un sistema de este tipo, son libres para llegar a acuerdos de todo tipo en lo individual o por medio de asociaciones entre ellas. La principal justificación de esta manera de pensar es la consideración de la autoridad como un mal que afecta a la libertad de las personas y debe desaparecer —sin gobierno se vivirá mejor que con él: los acuerdos voluntarios entre las personas dan mejores resultados que el intervencionismo estatal.

Hay una variedad de interpretaciones del anarquismo —desde la que entiende ese sistema como uno en el que la libertad reina para las personas y, por ejemplo, no existe propiedad pública ya que todo es privado, hasta la que comprende al anarquismo como una justificación de acciones violentas en contra de los gobernantes.

Suele señalarse que un sistema anárquico contiene un problema insoluble, el de cómo solucionar la violación de los acuerdos voluntarios entre las personas —¿quién y cómo arreglará un robo, por ejemplo, o un fraude? La solución propuesta generalmente implica la existencia de una autoridad a la que las personas ceden parte de su libertad para que ella pueda perseguir y castigar las violaciones de sus libertades, lo que significa la erección de un gobierno, algo que los anarquistas no aceptarían.

Este tipo de arreglos sociales sin dirigentes es muy aplicable a procesos libres y espontáneos, como el del Capitalismo, que crea mercados anárquicos; o como la formación de idiomas y lenguas, que nadie en particular crea ni planea. Pero el anarquismo también puede derivar en interpretaciones extremas, como la mencionada antes, que justifican asesinatos de figuras políticas, presidentes y figuras de autoridad —lo que en una ampliación de significado ha llegado a hacer que algunos justifiquen movimientos terroristas, es decir, la creencia de poder usar legítimamente la violencia posiblemente haya influido en los movimientos terroristas actuales que combinan esa idea con nociones de nacionalismo e incluso religión.

El anarquismo presenta la idea extrema de una sociedad sin gobierno en la que la vida en sociedad es coordinada por acuerdos libres entre personas que actúan sin interferencias estatales —lo que es muy atractivo para el partidario del Capitalismo que lo lleva a sus conclusiones lógicas: todo es coordinado por medio de la colaboración entre las personas. Esto hace al anarquismo un polo opuesto a los regímenes de poder concentrado: socialismo, intervencionismo, dictadura, planeación económica y demás.

Sin embargo, el anarquismo posee connotaciones coloquiales negativas —las asociadas con la violencia en actos contra la autoridad y que son justificados según algunos, lo que ha abierto la posibilidad de cometer acciones terroristas que se califican como legítimas para protestar actos de gobierno.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras