Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Problemas de (Re)Distribución
Leonardo Girondella Mora
7 marzo 2017
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en: ,


La (re)distribución de la riqueza es un tema continuo en el mundo —ella se entiende así en una definición popular estándar:

«[…] la transferencia de ingresos y de riqueza (incluida la propiedad física) de unas personas a otras mediante mecanismos sociales como impuestos, caridad, estado del bienestar, servicios públicos, subsidios, reforma agraria, políticas monetarias, confiscación, divorcio o acciones legales de reparación de daños» Wikipedia

Esa (re)distribución es

«El mecanismo utilizado por muchos Estados modernos ha sido el de imponer fuertes cargas tributarias a las Rentas más altas, en tanto se hacían Transferencias directas a las personas de más bajos Recursos. Los resultados no han sido, en verdad, satisfactorios, pues no se han eliminado los bolsones de Pobreza existente pero se han creado fuertes desestímulos para la creación de nuevas riquezas, especialmente por el efecto negativo de los altos Impuestos». eco-finanzas.com

La (re)distribución es reclamada porque se presupone que la distribución de la riqueza no es justa —definida en términos materiales, ella presenta desigualdades que se consideran indebidas y deben ser corregidas.

La causa usualmente asignada a la distribución desigual de la riqueza es el mercado libre o capitalismo, como un producto necesario de su funcionamiento —algo que es provocativo de un análisis mayor.

El capitalismo o libre mercado funciona sobre bases de intercambios entre personas imperfectas, y en los que pueden existir faltas, errores, engaños —pero no existe en ese sistema una función distribuidora de bienes ni riqueza ya que todo es un asunto de intercambios.

Consecuentemente, el acusar al libre mercado de producir una distribución injusta de la riqueza no tiene mucho sentido. No es un sistema perfecto, no está libre de fallas, pero simplemente no puede acusársele de crear distribuciones ni buenas ni malas de riqueza.

Si existe una distribución reprobable de riqueza, ella debe ser el efecto de otras causas, no del mercado libre —lo que presenta una oportunidad de estudio que suele pasar desapercibida.

&&&&&

Los reclamos de (re)distribución de riqueza enfrentan no solamente el problema anterior de encontrar causas de la mala distribución de la riqueza, sino también algunos otros, que apunto an lo que sigue —y que deben ser solucionados antes de realizar acciones redistributivas:

• La confusión entre pobreza y desigualdad de riqueza, que suelen tomarse como equivalentes pero que no lo son. Esta es otra tarea pendiente que debe resolverse —donde la aclaración de conceptos es muy necesaria.

• La vaguedad de la definición de «distribución justa», es decir, la especificación de criterios de justicia que permitan justificar qué métodos de reparto son aceptables y cuáles no lo son.

Por ejemplo, ¿es o no justo que todos tengan la misma riqueza o muy similar?, ¿es admisible o no la justicia que admite que puede tener más quien más aportaciones hace?, ¿es o no justo modificar el derecho a la propiedad personal a algunos pero no a otros?

Cosas como estas deben ser aclaradas antes de embarcarse en acciones de (re)distribución —sin las que no puede implantarse correctamente.

• Los problemas de implantación, especialmente la designación de una agencia redistribuidora y los criterios bajo los que se desempeñe —si es el gobierno, deberá vigilarse que se haga con eficiencia, sin corrupción y sin usos políticos, lo que significa un problema de vigilancia y de vigilancia del vigilante…  (tal vez insoluble).

Más problemas de asignación individual por méritos en oposición a asignaciones colectivas descuidando al caso específico —y el problema de prioridades por persona, por grupo, por zona, ante la limitación de recursos.

• El sistema de mantenimiento del patrón de (re)distribución aprobado, puesto que si se deja libre el uso de recursos repartidos eventualmente ese patrón cambiará y tendrá que entrar en acción otra ola de repartición —otra cosa que debe aclararse.

&&&&&

Lo anterior muestra que los reclamos de (re)distribución de la riqueza están faltos de detalles y aclaraciones para realizar lo que proponen —sus peticiones son vagas e imprecisas y por eso no pueden ser implantadas con siquiera una pequeña probabilidad de éxito.

Les sería aconsejable, para apoyar su reclamo, el recolectar información acerca de los resultados reales en casos de países que han optado por hacer esa (re)distribución —eso sería una evidencia de extraordinario peso.

Finalmente apunto que posiblemente los reclamos de (re)distribución de la riqueza sufren de un problema muy de estos tiempos, el de un exceso de indignación sentimental y emotiva que busca justificar una meta sin necesidad de evidencias, razonamientos, análisis, ni precisiones.

Sus proponentes, si ven con seriedad a su propuesta, tienen frente a sí problemas que deben resolver antes de implantar sus ideas —está en juego el bienestar de millones.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

ContraPeso.info en Twitter

Recuerde, estamos ya en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.