Globalización: sus elementos. Definición del concepto. Los elementos que definen a la globalización y las críticas frecuentes. En su fondo real, la globalización es una consecuencia de la libertad humana.

Globalización, definición

Puede definirse a la globalización en general como:

«[…] un proceso económico, tecnológico, político, social y cultural a escala mundial que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo uniendo sus mercados, sociales y culturales, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global». es.wikipedia.org

También de esta manera:

«La globalización es un fenómeno inevitable en la historia humana que ha acercado el mundo a través del intercambio de bienes y productos, información, conocimientos y cultura». un.org

O bien así:

«La globalización es un proceso de interacción e integración entre la gente, las empresas y los gobiernos de diferentes naciones. Es un proceso en función del comercio y la inversión en el ámbito internacional, el cual cuenta con el respaldo de las tecnologías de información. Este proceso produce efectos en el medio ambiente, la cultura, los sistemas políticos, el desarrollo y la prosperidad económica, al igual que en el bienestar físico de los seres humanos que conforman las sociedades de todo el mundo». globalization101.org

Pero hay más que esa definición

Existen movimientos de variable intensidad en su contra, los llamados ‘globalifóbicos‘. Como también existen sus partidarios.

Tanto para defender a la globalización, como para atacarla, suele ponerse más atención en los pequeños detalles que en lo realmente esencial.

Algo que mueve a tratar ese fenómeno de manera objetiva mencionando sus elementos básicos.

Globalización, sus elementos

En su fondo y realidad, la globalización es una consecuencia de las libertades humanas. Si se acepta que el ser humano es libre por naturaleza y de igual dignidad, deberá aceptarse a la globalización.

Ella está fundamentada en las libertades.

1. Libertad en general

La globalización está fundada en la idea de seres humanos libres. Personas para las que la libertad es un rasgo esencial y que se traduce en la posibilidad de actuar sin frenos ni obstáculos.

En el caso de la globalización, esa libertad coloca su principal atención en los límites innecesarios que pueden crear los gobiernos de las naciones.

2. Libertad económica

La globalización pone especial atención en la libertad económica. Apoya lo que se conoce como libre comercio.

Es decir la posibilidad de mover bienes de manera libre entre fronteras, entre personas de distintos países y sin obstáculos. Es la libertad para exportar e importar.

Un ejemplo concreto muy representativo del elemento de libertad económica es la posibilidad de outsourcing de trabajos entre países —como también el libre movimiento de capitales.

3. Libertad de información

La globalización contiene también el elemento de la libre circulación de información entre personas de distintos países.

La globalización reprueba notoriamente las posibles censuras de gobierno, como restricciones a Internet y prohibiciones de libros.

4. Libertad política

La globalización tiene también un elemento que sostiene la conveniencia de la apertura gubernamental a sus ciudadanos y el resto del mundo.

Es una especie de mecanismo de rendición de cuentas gubernamentales que se opone a sistemas autoritarios y dictatoriales que son fuentes de abusos de autoridad.

Una parte importante del elemento de libertad política es el de las leyes de propiedad, especialmente intelectual —que debería ser similar en todas partes al existir libre comercio.

Elementos de la globalización, fundamento

Los elementos que componen a la globalización están fuertemente basados en las libertades humanas. Ellas están expresadas en sus manifestaciones económicas, políticas y de información o libertad de expresión.

De esta manera es posible demostrar que la globalización es una consecuencia natural de las libertades humanas. La única forma de argumentar totalmente en contra de la globalización sería negar esas libertades.

Defensores y opositores

Los defensores de la globalización también usan evidencias que comprueban resultados reales favorables en naciones abiertas y la coincidencia entre globalización y sistemas democráticos.

Sin embargo, eso no detiene a los opositores a la globalización, los que usan diversos argumentos, entre los que están los siguientes.

Alteración de cultura nacional

La globalización, dicen, es una fuerza cultural que tiene efectos negativos en los países. Les hace perder su identidad cultural difundiendo estándares similares en todas partes, principalmente los más poderosos.

Es un alegato de pérdida de diversidad cultural indebida, muy visible en el cierre de pequeñas empresas locales frente a la competencia de grandes empresas internacionales.

Es una posibilidad que eso suceda, pero del otro lado, no puede cerrarse un país con la idea de conservar su cultura en un cierto momento y para siempre. Las naciones han ido cambiando en parte debido a influencia externas.

Resultados económicos positivos no para todos

Es cierto que la globalización ha tenido un efecto positivo en las economías de los países abiertos, dicen sus opositores.

Y añaden que ese efecto positivo en la elevación de la riqueza no ha sido compartido. Y que de hecho la globalización ha aumentado la desigualdad. Un caso interesante es el de los venecianos.

Comento que pobreza no es igual a desigualdad y que la globalización es solamente una parte de la forma de aumentar la riqueza y el bienestar del país. Cerrarse a la globalización no es alternativa aceptable.

Mal trato a trabajadores

La globalización, dicen sus detractores, es una fuerza que permite violar derechos humanos. Algo que generalmente ilustran con los casos de plantas multinacionales que emplean a trabajadores que laboran en condiciones malas e insalubres. Las sweat shops.

Partes de estas críticas son reales, pero no lo suficiente como para cerrar toda posibilidad de globalización y afectar no sólo libertades esenciales, sino también estándares de vida.

En resumen

Los elementos de la globalización muestran su fuerte cimiento en la libertad humana. Por eso, impedir la globalización significaría dar un severo golpe a las libertades esenciales.

Los elementos críticos de la globalización, sin embargo, no dejan de tener valor. Sobre todo para mostrar que ningún sistema está libre de defectos.

La globalización, desde luego, tiene consecuencias que son negativas, sin embargo en su saldo final, ella es una manifestación práctica de la libertad y los derechos de las personas.

Mi intención ha sido la de destacar que la globalización tiene elementos que están basados, todos ellos, en la libertad esencial de las personas.

Es una idea que suele pasar desapercibida en las discusiones estándares sobre el tema, las que ponen más atención en detalles y no en esencias.

Y una cosa más…

Hay más ideas sobre el tema en Contrapeso.info: Globalización.

[La columna fue revisada en 2019-07]