Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Optimismo Sin Escrúpulos
Selección de ContraPeso.info
1 marzo 2017
Sección: FALSEDADES, POLITICA, Sección: AmaYi
Catalogado en: ,


La esperanza separada de la realidad es una amenaza alimentada por falacias. Apuntar esas falacias será útil para todos, menos para quienes las padecen, los que presentan frentes inexpugnables a la razón.

El libro usado en este resumen es de Scruton, Roger. The Uses of Pessimism. New York: Atlantic Books Ltd, 2014.

El gran tema de la obra de Scruton es el optimista sin escrúpulos, sus esperanzas desbocadas y los errores de razonamiento que comete.

Es el optimista sin escrúpulos quien supone que los problemas humanos tienen una solución, la de algún cambio mayor en la sociedad, cuya implantación permitirá una sociedad perfecta, carente ya de problemas.

La esperanza desbocada del optimista sin escrúpulos puede ser examinada parte por parte en cada una de las falacias que la alimentan. Aquí se examinan solo un par de ellas esperando que el lector decida leer la obra completa (hay una edición en español)

La primera de las falacias que Scruton describe es la del «mejor escenario». Es la esperanza de que las medidas propuestas producirán el mejor resultado que es posible esperar, consecuencias ideales de las decisiones tomadas. Sin errores, sin efectos colaterales negativos.

Así piensa el optimista sin escrúpulos, pero no el optimista que los tiene, quien añadirá dosis de realismo pensando que la certeza del mejor escenario no es razonable.

La mente del optimista sin escrúpulos es diferente. Rehúsa pensar en nada que puede alterar su expectativa del mejor escenario como una certeza absoluta. La posibilidad de fallas, de errores, de imprevistos y de, en general, un mal escenario, es inconcebible para él.

Esto, según Scruton, es una adicción a la irrealidad que alimenta las manifestaciones más devastadoras del optimismo: «un deseo de descartar a la realidad como la premisa desde la que comienza la razón práctica y reemplazarla con un sistema de ilusiones compatibles».

En este pensamiento optimista irreal existe un elemento a considerar: la noción de que es posible transferir a otros los costos de los riesgos tomados. Un factor que nutre a la expectativa del mejor escenario, siendo implícita la idea de que si todo falla alguien, como los gobiernos, absorberá los costos.

Explícitamente, el autor se refiere al optimismo sin escrúpulos de Lenin y los bolcheviques: su único y mejor escenario de un futuro perfecto era irrefutable y fue protegido destruyendo los instrumentos que podrían haber señalado y corregido errores.

Quien sea que tenga el atrevimiento de dudar del mejor escenario posible es objeto de un «torrente de enojo defensivo». Esto se vio en la Revolución Francesa y en la Revolución Rusa. Los críticos son, para el optimista sin escrúpulos, el mal personificado, el enemigo de la humanidad e indignos de merecer hablar con ellos.

La estructura mental del optimista sin escrúpulos está construida de tal manera que no entran en su cabeza las consecuencias de su acciones. Tampoco comprende que las falacias que comete son un peligro.

Más todavía, su mente entiende que el escenario ideal cierto y único, se enfrenta a obstáculos, cosas que debe superar y contra las que debe luchar; pero no hay limitaciones, todo puede ser logrado, los recursos no son limitados. Lo contrario del realista, que ve menos obstáculos que limitaciones, quien acepta al mundo imperfecto y la contribución de todos al mejor escenario que con realismo pueda irse logrando.

Esta falacia puede ser ligada con otra, la de la utopía, donde la «Imposibilidad y la irrefutabilidad están sin pena una al lado de la otra».

La quinta falacia, la segunda que se verá aquí es la de la suma cero, la creencia de que la sociedad funciona así: lo que uno gana otro pierde, los beneficios y los costos suman cero.

Esta falacia está «en la raíz del pensamiento socialista». Esto es lo que permite concluir que la injusticia es demostrada ampliamente por la desigualdad. La mera existencia de personas con más riqueza es prueba de desigualdad y, por tanto de injusticia. El beneficio de uno siempre causa el daño del otro, lo que ha sido aplicado muy señaladamente a las relaciones internacionales para explicar la existencia de naciones pobres.

La solución a ese problema percibido es la obvia: la transferencia de recursos de unos a otros, como, por ejemplo, trasladar recursos a los países pobres, o adoptar medidas redistribucionistas.

Pero la falacia va más allá de lo material, iniciando en la desilusión o el desencanto que produce ver el éxito ajeno. Es una mecanismo que permite transferir resentimientos en, por ejemplo, las relaciones internacionales que hace ver con antipatía a países ricos. El Islamismo es otro ejemplo de transferencia de resentimiento al transferir a Occidente la culpa de la situación propia.

Scruton usa un ejemplo. Pocos sentirán que es injusto que Juan gane más que Pedro, así entre personas individuales; pero cuando Juan es clasificado dentro de una clase adinerada, entra en juego la falacia de suma cero haciendo concluir que Juan está dañando a Pedro.

Esta falacia de entender a la sociedad como una entidad de suma cero está sustentada en el marco mental de los partidarios de la igualdad construida sobre el concepto de «clase» y las diferencias entre esos agregados.

La obra contiene otras falacias, como la de la planeación y la agregación, que en su conjunto permiten conocer sobre una base más sólida sucesos que de otra manera son incomprensibles.

El análisis de Scruton resulta inigualable para examinar programas de gobierno y plataformas electorales que, una vez desnudas, permiten descubrir en ellas falacias como la del mejor escenario: los planes y propuestas de tal o cual candidato son construidas suponiendo perfectamente posible a ese escenario ideal, sin sentir vergüenza alguna por omitir limitaciones de recursos y efectos colaterales.

Por no mencionar la creencia de que todo puede ser planeado y dirigido desde un centro de poder emisor de instrucciones que todos deben seguir.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural. Cree en la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

La colección completa de resúmenes de AmaYi en tres partes, puede encontrarse aquí:

Ideas Económicas

Ideas Políticas

Ideas Culturales

La sección Grandes Ideas en ContraPeso.info fue fundada en septiembre de 1995 y desde entonces publica un resumen mensual de grandes ideas encontradas en diferentes publicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

También en Twitter

ContraPeso.info tiene ahora su versión en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.