Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Como Escalar Una Montaña
Eduardo García Gaspar
30 septiembre 2010
Sección: Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es la misma confusión que tiene un amigo. Para él la crisis económica es una constante de la vida. Desde mediados de los 90, si no es que antes, se vive en crisis económica.

Para él no hay bonanza posible. Todo lo explica hablando de la crisis económica en México y en el mundo.

A ella se debe el desempleo, la inseguridad, la falta de ventas, el poco gasto del consumidor. Nada hay que él no vea como un problema cuya causa central es la crisis en la que vive el país. Si se le trata de convencer de otra cosa, se enterca en su posición y nada hay que lo persuada de cualquier otra posibilidad.

Allá él. Por mi parte, creo que es necesario encontrar explicaciones menos simples y más analíticas. Algo que ayude a entender mejor lo que sucede y sus razones. Quizá lo que sigue sirva para remediar ese problema de mi amigo y que otros, demasiados, sufren.

Pienso que es necesario diferenciar entre crisis y falta de crecimiento. No son lo mismo. Una crisis es un período serio de alteración económica, típicamente causado por medidas gubernamentales que perseguían producir una expansión económica, por ejemplo, facilitando artificialmente el crédito o inyectando más dinero a la economía.

Esas medidas que intentan crear una bonanza económica generalmente lo logran… pero con un problema inevitable: eventualmente la realidad cobrará su factura y se producirá un ajuste crítico, es lo que se llama crisis y daña a todos en diferentes proporciones.

Pero una crisis no es igual a falta de crecimiento. La falta de avance económico a tasas que son posibles puede llamarse economía frenada. Para darme a entender. Una crisis es como caerse de una montaña al abismo por culpa de usar un equipo malo para escalar. Una economía frenada es como intentar subir una montaña con equipo adicional al necesario y que pesa demasiado.

Con peso extra e innecesario, el ascenso a la cúspide va a ser lento hasta la desesperación. No es una crisis. No se cae al abismo. Se escala muy lentamente, a veces con retrocesos, a veces con algunos avances. Lo desesperante es el ritmo de avance, a veces casi nulo, otras veces escaso. Mientras tanto, otros con buen equipo y sin peso adicional escalan a velocidades mayores.

Eso es a lo que me refiero con la idea de una economía frenada, no está en crisis y puede dar a veces la apariencia de que funciona bien, pero la realidad es que lleva demasiado peso para avanzar a la velocidad que es posible. Creo que mi amigo confunde esas dos cosas, a la economía frenada la interpreta como crisis.

Creo que es una cuestión de peso excesivo, de cargas muy pesadas, de demasiado flete en las espaldas. Si se pudiera aligerar la carga, la marcha se aligeraría y la subida a la montaña sería más ligera y veloz. Claro que el punto es saber en qué consiste esa carga de la que nos podemos deshacer.

Aunque la lista de esas cosas que podemos descargar de nuestras espaldas es grande, nos podemos dar idea de lo que se trata al enumerar algunas de ellas. Si se anulan trámites, licencias y permisos múltiples de apertura y mantenimiento de empresas, la carga sería menor. Igualmente, las leyes laborales son pesadas y distraen del camino de creación de empleo. Es difícil caminar viendo el terreno, cuando se debe cumplir con impuestos complejos y múltiples.

Y luego están los parásitos, esos que se suben a los hombros de los que escalan para que los lleven a cuestas. Son esos sindicatos que se quieren seguir viviendo de los impuestos, y empresarios que dependen de favores gubernamentales. Si cargas como estas, subir la montaña no sería tan pesado y lento. Podríamos avanzar con mayor velocidad.

Es una cuestión de ligereza y agilidad, que necesita buen equipo y talento, con la carga justa. Es mi impresión que la tendencia de largo plazo en la falta de crecimiento de México comenzó en los años 60, cuando ya no pudo soportarse ese mal modelo de intervencionismo económico y que es un paradigma aún vigente hoy: se sigue creyendo que para avanzar necesitamos más gobierno y no menos.

Mi amigo cree que el país está en crisis económica. No lo está en el sentido tradicional de la palabra. Lo que México y muchos otros países sufren es otra cosa que es aún peor: padecen de una economía frenada por causa de una carga excesiva de gobierno, impuestos, regulaciones y parásitos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras